smartphone de Jeff Bezos

El pirateo del smartphone de Jeff Bezos ha sido portada en medio mundo. Y no es para menos, ante el tremendo fallo de seguridad que supone piratear el móvil inteligente del hombre más rico del mundo de una manera tan sencilla.

Un análisis forense del smartphone de Jeff Bezos realizado a su petición por FTI Consulting, reveló que el terminal fue hackeado por un mensaje del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

Según una exclusiva de The Guardian, Jeff Bezos y Mohammed bin Salman mantuvieron una conversación (supuestamente amigable) en el servicio de mensajería instantánea WhatsApp, después de haberse reunido en una cena en Los Ángeles mientras el príncipe estaba en los Estados Unidos por negocios oficiales.

El chateo terminó cuando el príncipe saudí envió un mensaje con un vídeo adjunto al fundador de Amazon. Corría el 1 de mayo de 2018 y hasta aquí, parecía una conversación típica si no se tratase de dos de los tipos más poderosos del planeta. El vídeo adjunto venía con ‘premio’, un troyano oculto capaz de hackear el smartphone de Jeff Bezos.

Solo cinco horas después del envío del vídeo, «comenzó una filtración masiva y no autorizada de los datos del terminal, que continuó y aumentó durante meses», explican. No se conoce qué tipos de datos fueron robados (Gigabytes de datos) y para qué fueron utilizados, pero puedes imaginar que las comunicaciones y los archivos personales y profesionales de Bezos quedaron completamente comprometidos durante meses. Y sí, con un simple adjunto en un mensaje instantáneo.

El caso da para una novela de espías y tiene connotaciones de todo tipo. Se sospecha que el material robado del smartphone de Jeff Bezos incluyó mensajes y fotografías de una relación amorosa que mantuvo con Lauren Sánchez y que supuestamente fue el origen del divorcio de Bezos tras un acuerdo finalmente multimillonario, pero que tuvo de los nervios a Silicon Valley y a Wall Street durante meses.

Teniendo en cuenta que Jeff Bezos también es propietario del Washington Post, se cree que el hackeo tiene relación con las críticas e investigación del diario del asesinato de uno de sus periodistas, Jamal Khashoggi. Crítico con el régimen saudí, fue descuartizado en la Embajada saudí en Turquía, supuestamente por encargo directo del príncipe heredero, Mohammed bin Salman, cinco meses después del pirateo al terminal del dueño del periódico.

Arabia Saudí ha calificado de «absurda» la información del hackeo del terminal y ha negado tener nada que ver con el asunto, pero el caso ha dado la vuelta al mundo y puede tener repercusiones. Seguro que Bezos ha aprendido de la peligrosidad de esos adjuntos en una red tan poco segura como WhatsApp y que mandan supuestos «amigos».

Fuente:https://www.muyseguridad.net

Por k0bra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad