A veces los programas instalan extensiones en el kernel que luego no nos dan opción a desinstalar. El proceso para eliminar una extensión es sencillo, aunque hay que estar seguro de lo que hacemos, ya que podemos inutilizar partes o todo el sistema operativo.

Una forma de ver las extensiones que se cargan al arrancar el Mac, es usando en el terminal el comando kextstat que nos mostrará todas las extensiones cargadas. Habrá que estar pendientes de aquellas que no empiecen por com.apple

Una vez identificada la extensión, procederemos a eliminarla del kernel con el comando

sudo kextunload /System/Library/Extensions/ELNOMBREDELFICHERO_KEXT

A veces nos dirá un error de que hay varias instancias ejecutándose, con volver a ejecutar el comando varias veces hasta que nos diga que la extensión no fue encontrada, es suficiente.

El último paso será el de borrar el fichero -kext con:

sudo rm /System/Library/Extensions/ELNOMBREDELFICHERO_KEXT

Y habremos eliminado la extensión del sistema, es importante borrar el fichero, sino se volverá a cargar al reiniciar la máquina.

Por k0bra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad